Sistema de Calificaciones en PWCS

La comunicación acerca del progreso académico es una parte importante del aprendizaje. Cada trimestre, los maestros comparten un informe formal sobre el progreso de los estudiantes en una tarjeta de calificaciones. Pero los estudiantes y sus familias no tienen que esperar varias semanas para saber qué está aprendiendo un estudiante o cómo se está desempeñando.

Cada día, los maestros comparten con sus alumnos las metas u objetivos de aprendizaje para sus lecciones. Estas intenciones de aprendizaje incluyen una descripción de cómo el maestro sabrá que un estudiante ha demostrado el dominio de lo que se supone que debe aprender y poder hacer como resultado de una lección o serie de lecciones. Esto a menudo se describe como "aprendizaje basado en estándares".

Las tareas que los estudiantes realizan para demostrar su aprendizaje pueden realizarse como práctica (evaluación formativa) o para proporcionar evidencia más formal y concluyente del aprendizaje del estudiante (evaluación sumativa). Los estudiantes y sus familias pueden ver esta información en el libro de calificaciones en línea, proporcionado por cada maestro/a.

Las asignaciones se describirán utilizando un título que pueda aclarar lo que los estudiantes estaban aprendiendo. Por ejemplo, una nota se llamaría algo así como: Quiz de Causas de la Revolución en América. Muchas veces puede haber números y letras después del título para indicar un estándar específico de aprendizaje.

Esta práctica de alinear asignaturas calificadas con objetivos de aprendizaje claramente establecidos y extraídos de los estándares estatales, a menudo se conoce como "calificación basada en estándares". Cuando se utiliza comunicación clara acerca de lo que los estudiantes deberían aprender y hacer, y con asignaturas claramente descritas y definidas en los informes de calificación en línea, todos podemos trabajar juntos para mejorar continuamente el aprendizaje de los estudiantes.