Los programas de servicios de alimentación escolar operan en cada escuela para proporcionar a los alumnos comidas nutritivas, agradables y de alta calidad a un precio razonable. El desayuno y el almuerzo se sirven diariamente en todas las escuelas. Un desayuno completo se compone de un plato principal, dos frutas y leche. Un almuerzo completo incluye un plato principal con acompañamientos de fruta y verduras, y leche. Se ofrece una variedad de selecciones en el menú de cada día, incluyendo nuestro plato principal del día y pan casero recién horneado, todo hecho como en casa, y ensaladas para autoservirse. 
Hay disponible comidas gratis o a precio reducido para los alumnos cuyos hogares cumplan con los requisitos bajo las normas federales. Los padres de familia deben solicitar estos beneficios cada año escolar.